domingo, 6 de septiembre de 2009


Los hemisferios cerebrales y sus funciones

El cerebro es objeto de interés para muchos, se han realizado muchas investigaciones y sigue siendo el gran desconocido aunque el avance de la ciencia nos ha ayudado a conocer mucho más de lo esperado. Muchas investigaciones se han centrado en el estudio de los hemisferios cerebrales y en sus funciones.


1. ¿Qué son los hemisferios cerebrales?

El cerebro está constituido por dos mitades, la mitad derecha llamada hemisferio derecho y la mitad izquierda llamada hemisferio izquierdo.
Ambos hemisferios están conectados entre sí por una estructura denominada Cuerpo Calloso, formado por millones de fibras nerviosas que recorren todo el cerebro.


Gracias a estas fibras, los dos hemisferios están continuamente conectados.
Cada hemisferio está especializado en funciones diferentes, de ahí que uno de los aspectos fundamentales en la organización del cerebro lo constituyan las diferencias funcionales que existen entre los dos hemisferios, ya que se ha descubierto que cada uno de ellos está especializado en conductas distintas.
Conviene saber también, que existe una relación invertida entre los dos hemisferios y nuestro cuerpo. Por consiguiente, el hemisferio derecho se encarga de coordinar el movimiento de la parte izquierda de nuestro cuerpo, y el hemisferio izquierdo coordina la parte derecha



2. Funciones del hemisferio derecho
La parte derecha está relacionada con la expresión no verbal.


Está demostrado que en él se ubican la percepción u orientación espacial, la conducta emocional (facultad para expresar y captar emociones), facultad para controlar los aspectos no verbales de la comunicación, intuición, reconocimiento y recuerdo de caras, voces y melodías. El cerebro derecho piensa y recuerda en imágenes.


Diversos estudios han demostrado que las personas en las que su hemisferio dominante es el derecho estudian, piensan, recuerdan y aprenden en imágenes, como si se tratara de una película sin sonido. Estas personas son muy creativas y tienen muy desarrollada la imaginación.

3. Funciones del hemisferio izquierdo
El hemisferio izquierdo es el dominante en la mayoría de los individuos.
Parece ser que esta mitad es la más compleja, está relacionada con la parte verbal.

En él se encuentran dos estructuras que están muy relacionadas con la capacidad lingüística del hombre, el "Área de Broca" y "Área de Wernicke"(áreas especializadas en el lenguaje y exclusivas del ser humano).


La función específica del "Área de Broca" es la expresión oral, es el área que produce el habla.
Por consiguiente, un daño en esta zona produce afasia, es decir, imposibilita al sujeto para hablar y escribir.


El "Área de Wernicke" tiene como función específica la comprensión del lenguaje, ya que es el área receptiva del habla.


Si esta zona se daña se produce una dificultad para expresar y comprender el lenguaje.
Además de la función verbal, el hemisferio izquierdo tiene otras funciones como capacidad de análisis, capacidad de hacer razonamientos lógicos, abstracciones, resolver problemas numéricos, aprender información teórica, hacer deducciones...



4. ¿Existe un hemisferio dominante?
El hemisferio que más se ha estudiado ha sido el izquierdo, ya que la mayoría de los estudios apuntan a que se trata del hemisferio dominante. Parece ser que en los diestros domina el hemisferio izquierdo, y en los zurdos el hemisferio derecho.

Pero esto no quiere decir que tanto zurdos como diestros no puedan desarrollar mejor el hemisferio no dominante, ya que como se ha dicho anteriormente ambos están conectados.

De hecho, las personas que tienen el cerebro muy desarrollado, utilizan simultáneamente los dos hemisferios.

Fuente:
Dª. Trinidad Aparicio Pérez
Psicóloga clínica. Psicóloga escolar
Centro de Psicología Alarcón. Granada.

ACTIVIDADES PARA LOS DOS HEMISFERIOS

Para hacer que los hemisferios cerebrales mejoren su capacidad de trabajo, se proponen una serie de acciones y actividades a desarrollar, que permitirán su activación.



Debe hacer un plan de actividades donde indique en que horario se realizará esta actividad, que tiempo le va a asignar, que actividad o actividades desarrollará, aquí, su plan de actividades debe indicar que materiales, recursos y apoyos va a necesitar para esta tarea.
Según el hemisferio al que vaya a trabajar, se propone una serie de actividades orientadas a este fin:















Actividades para los dos hemisferios

1.- Trabajar con música
2.- Cantar
3.- Escribir
4.- Recitar poesía
5.- Bailar
6.- Expresar con movimientos
7.- Ejercicios de Gimnasia Cerebral


MODOS DE PENSAMIENTO DE LOS HEMISFERIOS CEREBRALES
La información que seleccionamos la tenemos que organizar. Aprender no consiste en almacenar datos aislados. El cerebro humano se caracteriza por su capacidad de relacionar y asociar la mucha información que recibe continuamente y buscar pautas y crear esquemas que nos permitan entender el mundo que nos rodea. Recordamos la última manzana que comimos y recuperamos a la vez la imagen de la manzana, el sabor y la sensación de morderla. Unimos recuerdos muy distintos (las manzanas se pudren si no nos las comemos, el frutero no se estropea) y generalizamos y abstraemos conceptos más generales (la fruta se estropea, el barro no)
.
Todos nosotros organizamos la información que recibimos, pero no todos seguimos el mismo procedimiento. Una vez más tenemos distintas preferencias y estilos a la hora de organizar lo que sabemos. La manera en que organicemos esa información también afecta a nuestro estilo de aprendizaje. Dos alumnos predominantemente visuales pueden aprender de manera muy distinta y tener resultados muy distintos en el colegio dependiendo de cómo organicen esa información visual.

Hay distintos modelos que se ocupan de la manera de organizar la información. Entre ellos, la teoría de los hemisferios cerebrales.



El cerebro humano se divide en dos hemisferios, cada uno con cuatro lóbulos, conectados entre sí por el corpus callosum. Cada hemisferio procesa la información que recibe de distinta manera o, dicho de otro modo, hay distintas formas de pensamiento asociadas con cada hemisferio.



El hemisferio lógico, normalmente el izquierdo, procesa la información de manera secuencial y lineal. El hemisferio lógico forma la imagen del todo a partir de las partes y es el que se ocupa de analizar los detalles. El hemisferio lógico piensa en palabras y en números.



El hemisferio holístico, normalmente el derecho, procesa la información de manera global, partiendo del todo para entender las distintas partes que componen ese todo. El hemisferio holístico es intuitivo en vez de lógico, piensa en imágenes y sentimientos.



Aunque no siempre el hemisferio lógico se corresponde con el hemisferio izquierdo ni el holístico con el derecho en un principio se pensó que así era, por lo que con frecuencia se habla de alumnos hemisferio izquierdo (o alumnos analíticos) y alumnos hemisferio derecho (o alumnos relajados o globales).




















Naturalmente, para poder aprender bien necesitamos usar los dos hemisferios, pero la mayoría de nosotros tendemos a usar uno más que el otro, preferimos pensar de una manera o de otra. El que tendamos a usar más una manera de pensar que otro determina nuestras habilidades cognitivas ya que cada manera de pensar está asociado con distintas habilidades.




HABILIDADES ASOCIADOS CON LOS HEMISFERIOS
Hemisferio Lógico



Escritura, Símbolos, Lenguaje, Lectura, Ortografía, Oratoria, Escucha, Localización de hechos y detalles, Asociaciones auditivas



Hemisferio Holístico



Relaciones espaciales, Formas y pautas, Cálculos matemáticos, Canto y música, Sensibilidad al color, Expresión artística, Creatividad, Visualización, Emociones




Estilo de pensamiento
El estilo de pensamiento es la manera particular de cada individuo de percibir al mundo, pensar, crear y aprender. Hay una íntima relación entre la dominancia cerebral y las preferencias de estilo de pensamiento, lo que impacta aquello en que ponemos atención y el cómo y el qué aprendemos mejor. Cada uno de los cuatro cuadrantes o centros cerebrales, en el modelo del cerebro total, está asociado con diferentes funciones especializadas de pensamiento o con diferentes estilos de pensamiento

Para otros autores, como por ejemplo, Sternberg (1997), el término estilo de pensamiento significa nada más y nada menos que la manera preferida de pensar que tiene cada individuo. No es una habilidad, sino la manera preferida de expresar o usar una o más habilidades. Estos estilos, dicen Beltrán, Fernández y Sánchez (2000), están incluidos en lo que Sternberg denomina la teoría del autogobierno mental, entendido como las diferentes pautas que una persona puede utilizar para organizarse o gobernarse a sí misma.
El estilo de pensamiento o estilo intelectual es pues como una especie de autogobierno mental, centrado más en los usos que en los niveles de inteligencia; lo que se valora no es cuánta inteligencia tiene una persona sino cómo la emplea.



La gente tiene marcadas y diversas maneras de percibir y asimilar la información, de tomar decisiones, y de solucionar problemas. Una vez que un individuo entiende sus preferencias de estilo de pensamiento, tendrá abierta la puerta para mejor la comunicación, el liderazgo, la gestión, la resolución de problemas, la toma de decisiones y otros aspectos del desarrollo personal e interpersonal.



El Modelo de cerebro completo es un modelo mental que describe las preferencias de pensamiento. Éstas son las maneras de pensar que nos satisfacen más y que parecen naturales para nosotros en este punto de nuestras vidas. Estas maneras del pensamiento pueden cambiar; a menudo como resultado de importantes experiencias emocionales, de las transiciones de la vida y de otras interiorizaciones importantes. Las preferencias de pensamiento describen los patrones de lo que preferimos prestar la atención y qué no preferimos prestar la atención.



Las preferencias de pensamiento pueden diferir según nuestras habilidades o el objeto de nuestro trabajo o de nuestro comportamiento, dependiendo la situación. Cuando pensamos o funcionamos diferentemente que nuestras preferencias, aunque tenemos habilidades excelentes, es más probable que lo encontremos algo incómodo y consumiendo más de nuestra energía.
Los cuatro estilos de pensamiento del Modelo de cerebro completo son:


1. Lógico. Analítico, matemático, técnico y solucionador de problemas.

2. Organizador. Controlado, conservador, planificado, organizado y administrativo por naturaleza.

3. Comunicador. Interpersonal, emocional, musical, espiritual y los modos del “transmisor”.

4. Visionario. Modos imaginativos, sintetizador, artístico, holístico y conceptual.



El sentido central del libro más reciente de Ned Herrmann, descansa en la creencia que el funcionamiento del cerebro humano es conducido por un grupo de cuatro cuadrantes interconectados referidos a los modos de procesamiento mental. Estos cuatro estilos de pensamiento, dice Herrmann, se originan en los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, y en el lado derecho e izquierdo del sistema límbico medio, resultando cada uno de ellos en importantes, diversas y distintas características de comportamiento en los seres humanos. Cómo esta compleja interacción del cerebro determina la dominación del modo de pensamiento y las preferencias de estilo de pensamiento, y cómo los individuos y las organizaciones pueden beneficiarse de tal comprensión.

Ahora, después de haber leído todo esto, resuelve este test y lleva tu respuesta para comentarla en clase.




TEST DE BALANCE CEREBRAL
1. Piensa en tu canción favorita y déjala atravesar tu mente por 15 segundos. ¿Te enfocaste en…?
a) Las palabras
b) La melodía

2. Alguien te pregunta la dirección de cómo llegar a tu casa. Lo más seguro es que:
a) Le explicas la dirección paso a paso
b) Le dibujas un mapa

3. Cuando compras un nuevo equipo estereofónico para escuchar música, estás más interesado en:
a) El análisis de las especificaciones.
b) Cómo suena y si te gusta su forma, color, etc.

4. Cuando te "trabas" trabajando en un proyecto o tratando de solucionar un problema es porque:
a) Estas "trabado" con los detalles o no sabes por donde empezar.
b) Trataste muchas cosas al mismo tiempo y terminaste "esparcido" en tus pensamientos.

5. Tiendes a juzgar a otra persona:
a) Por lo que dice.
b) Por el contacto que hace en tus ojos, lenguaje corporal y apariencia.

6. Cuando ves algún deporte, te gusta:
a) Llevar la cuenta (goles, etc.) y recordar las estadísticas de los jugadores.
b) Piensas en las mejores estrategias para ganar.

7. Trabajas mejor:
a) Cuando puedes hacer el trabajo especializado en que eres excelente sin distracciones.
b) Cuando puedes ver como tu trabajo se acopla al plan general trazado.

8. Recuerda lo que comiste en la cena de anoche. Cierra los ojos y recuérdalo por 5 segundos:
a) Lo recordaste recitando la lista de lo que comiste en palabras que describen la cena.
b) Lo recordaste pensando con imágenes, olores y sabores.

9. Cuando compras algo para leer cuando vas de vacaciones:
a) Lees mientras los otros están nadando y disfrutando.
b) Difícilmente buscas el libro porque estás muy ocupado divirtiéndote.
10. Cuando inicias tu trabajo en un proyecto prefieres:
a) Tener todos los detalles para planear la estrategia a seguir cuidadosamente.
b) Empezar cuanto antes y pensar las cosas "en el camino".

11. Cuando armas algo como una nueva máquina, un juguete, etc.
a) Sigues cuidadosamente las instrucciones paso a paso.
b) Tratas de hacerlo tu mismo, tal vez mirando a las instrucciones solo si te "trabas".

PUNTUACIÓN
Si más de la mitad de tus respuestas son "a", tienes la tendencia de depender más de el lado izquierdo de tu cerebro.



Si más de la mitad de tus respuestas es "b", tienes la tendencia de depender más del lado derecho del cerebro.



A más numero de respuestas en "a" o "b", más es tu tendencia a depender de ese lado de tu cerebro.


1 comentario:

  1. lleven su cuestionario impreso, y hagan el conteo de respuestas, las vamos a revisar en clase.

    ResponderEliminar

Seguidores